TX Metronews - шаблон joomla Продвижение

Comunicación Inclusiva

El lenguaje es un factor determinante para la comunicación de cada persona, por medio de este se interactúa y se transmiten infinidad de pensamientos, sentimientos y gracias a este se determina la visión y la perspectiva que se tiene del mundo; asimismo es utilizado  como un instrumento de  autopercepción, con el que el hombre se afirma en la historia y la humanidad.

 

 

         Comunicación efectiva/ FOTO WEB

 

Con el paso  del tiempo la lengua ha sido utilizada como mecanismo de poder y control, en muchas ocasiones utilizado con el fin de generar dominación y de perpetuar la desigualdad, pero el correcto uso del lenguaje promueve el desarrollo de una cultura incluyente, donde prima una interrelación  fundamentada en criterios moralmente correctos y a su vez lingüísticamente aceptados.

El lenguaje en todas sus manifestaciones  está en constante cambio,  y este permite diversas interpretaciones  teniendo en cuenta el entorno cultural  en que se desarrolle, como lo afirma Francesca Graziani: "La lengua puede ser de todas y de todos: no es un sistema rígido, cerrado a cualquier mutación, sino, al contrario, el cambio está previsto en sus mismas estructuras; es un sistema dinámico, un medio (medium) flexible, en continua transformación”

Diferentes estudios  han identificado dos tipos de lenguaje, el lenguaje inclusivo o lenguaje de género y el no inclusivo; el primero hace referencia al lenguaje no  discriminatorio, el cual  no es de uso exclusivo de la diferenciación entre hombres y mujeres, sino que abarca grupos sociales de diferentes características o condiciones: étnicas, sexuales, socioeconómicas, con necesidades especiales, edades, dialectos, entre otros; en general, grupos sociales históricamente discriminados.

Por su parte, el no incluyente hace referencia a toda clase de lenguaje que por su estructura impide que  la comunicación sea interpretada de forma clara, donde las partes que intervienen en este proceso se  ven afectadas de manera negativa debido a que la percepción de los receptores varía según la ideología con la que cada uno de estos se rija; generando una brecha en donde no se permita la inclusión y trayendo consigo diferentes limitantes en varias dimensiones humanas.

 

Para concluir, el lenguaje de respeto verbal es una opción ideológica que trae consigo cambios y beneficios positivos dentro de cualquier sociedad, porque a partir de su uso, se genera una visión en donde todos los seres humanos hacemos parte de un mismo entorno y por más diferencias que tengamos debemos conocerlas y potencializarlas  por medio de esta clase de lenguaje.

Share
comments