TX Metronews - шаблон joomla Продвижение

¿LAS FAMILIAS AÚN PUEDEN CREER EN EL GOBIERNO COLOMBIANO?

Por: Margarita Vasquez

Dentro de los planes y proyectos gubernamentales y las políticas públicas, el Estado colombiano tiene la responsabilidad de garantizar el bienestar de toda la comunidad, de la sociedad y del país en general. La familia es la institución más importante dentro de las estructuras sociales, es el primer grupo humano al que pertenecemos y de allí parten la base de la estructura social, cultural y moral de cada una de las sociedades. Pues bien, según la “Declaración Universal de los Derechos Humanos”, es el elemento natural, universal y fundamental de la sociedad, tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

De acuerdo a lo anterior la Constitución Política de Colombia, dice lo siguiente en su Capítulo Segundo,ARTICULO 42, “La familia es el núcleo fundamental de la sociedad. Se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla. (…) El Estado y la sociedad garantizan la protección integral de la familia. La ley podrá determinar el patrimonio familiar inalienable e inembargable.” De allí que todo gobierno tiene la obligación de proteger y garantizar el bienestar de las familias colombianas.

No obstante, ¿qué acciones reales está haciendo el estado para garantizar la protección de la familia colombiana en la actualidad? Además de las acciones y políticas públicas adoptadas actualmente ¿cuáles son realmente efectivas y eficaces salvaguardar a la familia? Sabemos que el gobierno colombiano actualmente está liderando una gran variedad de proyecto para ayudar a las familias más necesitadas y confiamos fielmente en que las intenciones son las mejores.

educación, se dirijan y los reciban las familias que de verdad sufren o viven en condiciones difíciles y penurias.  Lo anterior para que las familias vuelvan a creer en este gobierno, para que las ayudas no caigan en las manos de quienes no les corresponden, para que lo beneficiados sean los reales focos de pobreza en el país.

 

La idea es que nuestro gobierno mantenga la confianza de las familias colombianas (que al fin y al cabo son la base de la sociedad) para que piensen que de verdad AÚN PUEDEN CREER EN EL GOBIERNO COLOMBIANO. Mas cuando el gobierno ha tenido muchas propuestas serias e importantes que han ayudado a un gran número de familias, sino que lo ideal es que podamos pensar en un gobierno más trasparente y generador de transformación.

educación, se dirijan y los reciban las familias que de verdad sufren o viven en condiciones difíciles y penurias.  Lo anterior para que las familias vuelvan a creer en este gobierno, para que las ayudas no caigan en las manos de quienes no les corresponden, para que lo beneficiados sean los reales focos de pobreza en el país.

 

La idea es que nuestro gobierno mantenga la confianza de las familias colombianas (que al fin y al cabo son la base de la sociedad) para que piensen que de verdad AÚN PUEDEN CREER EN EL GOBIERNO COLOMBIANO. Mas cuando el gobierno ha tenido muchas propuestas serias e importantes que han ayudado a un gran número de familias, sino que lo ideal es que podamos pensar en un gobierno más trasparente y generador de transformación.

La familia es el elemento natural, universal y fundamental de la sociedad, tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado

Además para todos es bien sabido que para acceder a los diversos proyectos de vivienda que propone el gobierno colombiano, así como los programas gubernamentales que ayudan a mejorar los niveles de vida, educación y el bienestar de las familias en Colombia, se deben cumplir unos requisitos mínimos legales. Un ejemplo de requisitos generales son los siguientes: “1. No tener ingresos totales, superiores a 2 salarios mínimos mensuales. 2. No ser propietarios de una vivienda. 3. No haber sido beneficiado de subsidio de vivienda aplicado. 4. Contar con un ahorro por un monto equivalente al 5% del valor de la vivienda.5. Contar con un crédito pre-aprobado para los recursos.”

Según lo acabado de mencionar, podemos analizar lo siguiente: una familia promedio (dos adultos y dos niños en edad escolar) que recibe mensualmente un salario mínimo legal vigente (688.000=), se piensa específicamente el caso de las familias en las que sólo puede trabajar uno de los dos adultos, dado que el cuidado de los hijos recae en el otro. ¿Es posible que cuente con los dos últimos requisito exigidos? (máxime si nunca ha hecho un crédito de vivienda porque no la tiene) Además todos conocemos que actualmente una vida digna para cuatro personas vale un poco más de un salario mínimo legal en Colombia. 

Este es quizá uno de los factores, entre muchos más, que dificultan el acceso a los programas gubernamentales de las familias más necesitadas en Colombia, adicionalmente esto genera que este tipo de proyectos apoyados por el gobierno no siempre beneficien a las verdaderas familias que deben ser apoyadas por el gobierno. Pues bien, Se ofrecen programas de vivienda social del Gobierno contando con subsidios de hasta 25 salarios mínimos, es decir, $14 millones 737 mil 500 pesos, o hasta $22 salarios mínimos, equivalentes a 12 millones 969 mil pesos; pero esto depende directamente del estrato social y lo que devengue la familia claro está.

Ahora bien, el gobierno actual ha propuesto a viva voz y esto ha sido conocido por diversos medios de comunicación cuando el Jefe de Estado en a locución anunció a todo el país lo siguiente: “Vamos a cumplirles a los más pobres de los pobres con la entrega, en una primera fase, de 100 mil viviendas completamente gratis, sin necesidad de créditos bancarios”. Lo ideal es que esto se convierta en una realidad, sobre todo para aquellas familias más necesitadas, los verdaderos pobres, no los de mentiras o “los amigos del empleado público tal” que ayuda a quien no lo necesita, sino a aquellas familias que sufren penurias pero que día a día luchan por tener un futuro mejor, aquellas familias que procuran dar a los niños colombianos un mejor porvenir y mejores garantías para su vida adulta. Pues Colombia y su gobierno necesitan un mejor control y entes que de verdad garanticen en el acceso de los proyectos que se ofrecen, ya sea de vivienda, alimentación (desayunos, almuerzos comunitarios) y educación, se dirijan y los reciban las familias que de verdad sufren o viven en condiciones difíciles y penurias.  Lo anterior para que las familias vuelvan a creer en este gobierno, para que las ayudas no caigan en las manos de quienes no les corresponden, para que lo beneficiados sean los reales focos de pobreza en el país.

La idea es que nuestro gobierno mantenga la confianza de las familias colombianas (que al fin y al cabo son la base de la sociedad) para que piensen que de verdad AÚN PUEDEN CREER EN EL GOBIERNO COLOMBIANO. Mas cuando el gobierno ha tenido muchas propuestas serias e importantes que han ayudado a un gran número de familias, sino que lo ideal es que podamos pensar en un gobierno más trasparente y generador de transformación. 

Share
comments