TX Metronews - шаблон joomla Продвижение

La familia: un concepto constitucional

Por: Nathalia Marcela Sánchez Pineda

 

 

La construcción del concepto de familia se define de acuerdo al tratamiento que pueda encontrarse o dársele en una determinada sociedad o en la legislación en que ella se sustenta.

En Colombia la familia es reconocida por la Constitución como la institución más importante en el ordenamiento jurídico colombiano, que por el carácter de entidad social cambiante a lo largo del tiempo, y por causa de las circunstancias históricas, políticas, sociales y económicas que la rodean es reconocida como el núcleo de la sociedad; es por este motivo, que la institución familiar goza de protección constitucional y legal expresando en el artículo 42 de la misma "la familia es el núcleo fundamental de la sociedad. Se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla".

 

Por lo tanto, la aproximación al concepto de familia y los cambios que en él surgen dentro del derecho colombiano vigente debe hacerse partiendo de sus fundamentos constitucionales, los cuales tienen eficacia directa y son vinculantes para el Estado y el conglomerado social y así lo asegura la Constitución: "el Estado y la sociedad garantizan la protección integral de la familia. La ley podrá determinar el patrimonio familiar inalienable e inembargable".

Así, la aproximación a la construcción del concepto de familia y la protección de sus integrantes se hace en tres partes: en la primera se describen las normas que en la Constitución Política de 1991 y en la legislación hacen referencia al concepto de familia, su protección y la de los sujetos que la conforman "las relaciones familiares se basan en la igualdad de derechos y deberes de la pareja y en el respeto recíproco entre todos sus integrantes"; en la segunda, se presentan algunos criterios que la Corte Constitucional ha fijado para establecer mandatos específicos de protección a las formas de conformar una familia; a la mujer en el ámbito familiar, particularmente en las situaciones de desplazada por causa del conflicto armado y como cabeza de familia; a los niños en punto de su derecho a tener una familia y no ser separado de ella, y sobre la exigencia legal de una edad mínima para adoptar "cualquier forma de violencia en la familia se considera destructiva de su armonía y unidad, y será sancionada conforme a la ley"; y finalmente, la protección a las parejas del mismo sexo en el ámbito patrimonial y frente a las previsiones legales en punto del reconocimiento de otro tipo de derechos; finalmente la tercera presenta, a modo de conclusión, las formas concretas en las cuales  el legislador y la Corte Constitucional, -en ejercicio de la función constitucionalmente asignada de guardiana de la integridad y supremacía de los preceptos constitucionales, y como encargada de materializar y velar por la efectividad de los derechos de las personas-, ha interpretado el componente legal del sistema jurídico colombiano para armonizarlo con el contenido dogmático de la Constitución y buscar, de esta forma, la protección efectiva de la institución familiar y de los sujetos que la integran “la honra, la dignidad y la intimidad de la familia son inviolables”.

Aunque el concepto de familia consagrado en el Artículo 42 de la Constitución Política es tomado por el legislador en la elaboración de normas para la protección de la familia y sus integrantes, con la excepción de las normas sobre prevención y sanción de la violencia intrafamiliar; en la jurisprudencia de la Corte Constitucional colombiana este concepto ha tenido diversas interpretaciones, y la tendencia actual es ampliarlo con el fin de que otras formas de vida en común puedan derivar derechos reservados a la institución familiar. La protección de la familia y sus integrantes es una forma de garantizar y propender por la efectividad de los derechos de las personas, fin esencial del Estado social de Derecho.

Share
comments