TX Metronews - шаблон joomla Продвижение

Empresas Inteligentes: el reto de las organizaciones actuales

Por: Silvia Sánchez Peña

Así como el ser humano necesita del aprendizaje continuo para su desarrollo personal e intelectual, las organizaciones actuales también lo requieren para la sobrevivencia en un mundo empresarial cada día  más acelerado.

En la actualidad, vivimos en un mundo globalizado que se ve inmerso en procesos cambiantes, en la necesidad de desarrollo de acuerdo a los estándares  establecidos por las sociedades modernas, en la intensificación de  las interrelaciones a nivel mundial, en la diversidad de los sistemas socio culturales,  en fin en la universalización de la modernidad como lo establece el teórico G.Dunkley.[1]

Todo esto conlleva, a la acción inmediata de las organizaciones para dominar y ser protagonistas de dichos cambios en las sociedades. Las empresas han empezado a implementar dentro de sus procesos elementos diferenciadores que les permita seguir marcando presencia en el mercado. Uno de ellos y de altísimo poder para el desarrollo organizacional es el conocimiento, con él se establecen las  bases sólidas  de preparación, productividad,  generación de ideas, innovación y transformación,  necesarias para la competencia y la permanencia de las empresas.

 

GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO, LA CLAVE DE LAS EMPRESAS QUE APRENDEN

Si se habla del conocimiento, primero se debe entender cómo  gestionarlo en cada uno de los procesos dentro y fuera de la organización. Por esto es necesario remitir al concepto ‘Gestión del conocimiento’, elemento clave para entender la importancia de su aplicación en las empresas.  

En primera medida, esta denominación se utilizó en los años 90 como una respuesta al  entorno cambiante que se vivía en el momento, en el cual las empresas empezaron a cambiar y transformarse para ser más competitivas en relación con las demás organizaciones.

Algunos autores como Eduardo Bueno, Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid  la han definido como: “una función que planifica, coordina y controla los flujos del conocimiento que se producen en la organización en relación con sus actividades y con su entorno con el fin de crear ciertas competencias esenciales"

Así mismo, Javier Fernández, indica la ‘Gestión del conocimiento’ como el conjunto de procesos centrados en el desarrollo y aplicación del conocimiento de una empresa para generar activos intelectuales que pueden explotarse y generar valor al cumplir los objetivos de la empresa. [1]

La Organización de Naciones Unidas señala que es “la capacidad  de adquirir, crear conocimiento y ponerlo a un uso productivo para el bien común y de esta manera profundizar la comprensión para gestionar conocimiento mucho más útil

Todos estos conceptos remiten a establecer a las empresas con este tipo de características como  ‘Organizaciones inteligentes’, es decir, empresas que día a día se preocupan por las necesidades de su recurso humano, que busca adelantarse a los hechos (planificadas), con un carácter holístico en la forma de entender su entorno, adaptables  y flexibles a las condiciones del mercado, estrategas en cada proceso que emprenden, responsables de sus actos y sobre todo organizaciones en constante evolución.

 

ORGANIZACIONES MEDIOCRES, UN PASO HACIA EL FRACASO

De la misma manera como se desarrollan empresas dedicadas al crecimiento continuo de sus conocimientos, también se encuentra la contraparte y son las organizaciones que, en este apartado, se denominarán como ‘Empresas mediocres’, las cuales siguen con la idea que invertir en el talento humano, procesos innovadores y proyectos creativos es perder el tiempo. Por ello, prefieren seguir paralizadas en un entorno con estándares de exigencia y competitividad cada vez más altos.

Este tipo de organizaciones basan sus procesos de gestión de acuerdo a un modelo tradicionalista. Según Senge, lo contrario a una organización en Aprendizaje es una empresa que funciona con ciertos métodos y conocimientos que ha ido adquiriendo a través de los años, ya sea por experiencias personales o bien imitando a otras empresas u organismos más grandes que han tenido éxito[1].

Un ejemplo claro de empresas mediocres son aquellas que reproducen repetidamente lo que ya saben, le temen a la incorporación de nuevos métodos para el desarrollo organizacional, no saben competir en el mercado, le temen a la innovación, temas como planificación, comunicaciones estratégicas, plan de crisis, entre otros, son tenidos poco en cuenta y en suma son empresas que en muchas ocasiones no se preocupan por la gestión del  talento humano de su organización.

Uno de los mayores obstáculos  a los que se ven enfrentadas estas empresas, ajenas al aprendizaje continuo, es la realidad actual en que se ven inmersas. Como se mencionó anteriormente esta realidad cada vez es más compleja, lo que las llevaría tarde o temprano a un deterioro en sus niveles organizacionales, causando su desaparición y su fracaso empresarial. 

A continuación se muestra un paralelo entre ‘Empresas inteligentes vs empresas mediocres’ con las características más importantes expuestas anteriormente. ¿Cuál está primando en el contexto organizacional?

En contraste con el panorama abordado durante todo el texto, es importante reconocer el significativo avance que en términos de aprendizaje organizacional tienen en la actualidad las empresas. Se ha empezado a comprender la importancia de fomentar a nivel tanto interno como externo procesos de calidad en la gestión, innovación y planificación, el compromiso con los clientes, el auto-crecimiento, la creación de sinergias y en fin el reconocer la gestión del conocimiento como base para la competitividad y el éxito de las organizaciones del milenio.

 



[1] Las organizaciones en aprendizaje - Peter Senge: La Quinta Disciplina. Encontrado en: http://www.degerencia.com/articulos.php?artid=339

[1] FUNDAMENTOS TEÓRICOS ACERCA DE LA GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO. Fernández, Javier: 1999. Encontrado en: http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/cu/2012/ppcd.html

[2] Las organizaciones en aprendizaje - Peter Senge: La Quinta Disciplina. Encontrado en: http://www.degerencia.com/articulos.php?artid=339

[1] G.DUNKLEY, G., The Free Trade Adventure. The WTO, the Uruguay Rond and Globalism 

 

Share
comments