TX Metronews - шаблон joomla Продвижение

Aprendizaje organizacional: herramienta para incrementar el capital intelectual de las PYME´s

Por: Margarita Pineda Orrego

El aprendizaje organizacional es, en la realidad empresarial actual, el factor que representa la ventaja competitiva de una empresa en un momento de cambios del mercado en el cual se hace necesaria una sólida estructura interna para que se dé un crecimiento organizacional controlado y satisfactorio. Según la Fundación Iberoamericana para la Gestión de la Calidad (FUNDIBEQ) “El aprendizaje organizacional es el proceso mediante el cual las entidades, grandes o pequeñas, públicas o privadas, transforman información en conocimiento, lo difunden y explotan con el fin de incrementar su capacidad innovadora y competitiva”. [1]

El entorno de las organizaciones se vuelve cada vez más demandante, por lo que se hace necesario que la empresa muestre no solo una gran necesidad, sino una amplia capacidad de aprender. La corporación actual está sujeta al conocimiento y al papel que este cumple en su desarrollo, por tanto el aprendizaje organizacional será el aporte para realizar cambios conductuales observables y medibles que mejoren el rendimiento de los empleados desde el operativo raso hasta el cargo directivo más alto.

“El aprendizaje organizacional contempla un proceso dinámico en el que las habilidades teóricas y prácticas conocidas por cada miembro de la empresa se orientan a la mejora y desarrollo de capacidades individuales, grupales y organizacionales para ser competitivos”[2], por tanto si este se da, supone un crecimiento de la empresa y una ventaja a la hora de afrontar cambios, diferenciar el producto/servicio, incremento en la capacidad operativa e intelectual del talento humano, además de impulsar el desarrollo económico y productivo.

Un estudio de Inocencia Martínez León y Josefa Ruiz Mercader, titulado las Herramientas del aprendizaje en las organizaciones, describe el aprendizaje organizacional como un proceso multinivel que debe darse inicialmente desde el individuo, siguiendo por el grupo y finalizando en la organización (Véase figura 1). El aprendizaje organizacional exige la intervención de sus integrantes, ya que todos son partícipes de sus procesos, incluido el aprendizaje.

En este estudio se evidencian unas herramientas mediante las cuales se da el proceso de aprendizaje multinivel actualmente en las organizaciones. Las tecnologías de la información, como afirma Andrew Terrent son las encargadas de masificar los procesos de aprendizaje y llevarlos a cada uno de los individuos permitiendo generar, acceder, transferir y codificar conocimiento como resultado del proceso apoyar y reforzar la memoria corporativa.

Entre las herramientas tecnológicas que aportan al proceso de aprendizaje organizacional se encuentran las bases de datos, redes de conocimiento, video conferencias, chats, intranets, simuladores de procesos, correo electrónico corporativo entre otros. Éstas soportan la creación, el acceso y el intercambio del conocimiento requerido para que se dé a todos los niveles un aprendizaje organizacional.   Facilitan el tránsito de información requerida con agilidad y la creación de habilidades comunicativas necesarias para cualquier proceso interno y externo de la empresa. Son interactivas y presentan oportunidades de retroalimentación. Se convierten en depósitos de conocimiento o experiencia interna  a la cual se puede acudir en cualquier momento ante una duda o eventualidad.

Cabe resaltar que mientras algunas organizaciones acuden a empresas que prestan el servicio de universidades corporativas para que intervengan en su proceso de aprendizaje organizacional, otras en general las PYMES realizan este proceso de forma empírica o utilizando las herramientas anteriormente mencionadas.

Es en este marco en el que el aprendizaje organizacional se convierte en un aporte a las pequeñas y medianas empresas para alcanzar sus logros de innovación, optimizar recursos y expandirse de forma segura.              

“La pequeña y mediana empresa PYME, es una sector que se considera tanto en el mundo como en Colombia como generador y propulsor del desarrollo y generación de capital. Algunas de las empresas del sector privado iniciaron como pequeñas empresas, por lo tanto la formación de las PYME se consideró como el núcleo de las grandes empresas”[3] (Figura1)

Este sector corresponde al más numeroso, con mayor capacidad de generación de empleo y de riqueza, por lo que su ventaja en términos de crecimiento y financiación, ya sea privada o pública, es bastante alta con respecto a las demás corporaciones. Esto quiere decir que una PYME, de tener las condiciones internas de producción y talento humano, tiene los requerimientos para ser competitiva en su entorno.

Un requerimiento fundamental es capital intelectual, entendido como el conocimiento intelectual e intangible que puede generar valor, es un elemento constitutivo fundamental para el fortalecimiento de la estructura interna pues empodera a sus miembros con respecto al correcto desarrollo de sus responsabilidades, permitiendo el desarrollo de sus capacidades, destrezas y conocimiento, enriqueciendo así sus experiencias.

El aprendizaje organizacional, es sin duda la herramienta para aumentar el capital intelectual. El Capital Intelectual:

“se ha constituido en el principal factor que agrega valor a las empresas de hoy día. En este sentido, orienta en cuanto a la necesidad de buscar nuevas líneas de acción así como de control y gestión, que den respuestas a las exigencias competitivas actuales,  en virtud de que las empresas de esta era exigen cambios, puesto que el valor del contenido mental está superando abiertamente al valor de contenido material.”[4]

Una organización que implemente herramientas que fomenten el aprendizaje organizacional mantendrá un ventaja competitiva frente a las demás. Aunque no existe un modelo predeterminado de aprendizaje aplicable a todas las organizaciones si puede presentarse la implementación de las Tics como estrategia de aprendizaje multinivel.

 



[2] CHAVES HERNANDEZ, Noe. En: degerencia.com [ en línea ] : El aprendizaje organizacional, una estrategia para la competitividad- Septiembre 09, 2013. [fecha de consulta: 31 de marzo de 2014]. Disponible en<http://www.degerencia.com/articulo/el-aprendizaje-organizacional-una-estrategia-para-la-competitividad>
[3] TORRES AGUDELO, Fabiola. Pequeñas y medianas empresas: generalidades.  Cuadernos contables [ en línea]  2002. Vol 3. No.14 [fecha de consulta: 31 de marzo de 2014]. ISSN 0123-1472.  Disponible en: <http://www.javeriana.edu.co/fcea/cuadernos_contab/vol3_n_14/vol3_14_1.pdf>
0123-1472
[4]ROMAN, Nélida. Capital intelectual generador de éxito en las empresas.  Visión gerencial [ en línea]  Julio-Diciembre, 2004.  Año 3. No.2, Vol 3 [fecha de consulta: 31 de marzo de 2014]. ISSN 1317-8822.  Disponible en: < file:///D:/Downloads/882-3480-1-PB.pdf  
Share
comments